logo

Lo que no te cuentan de la osmosis inversa

14/01/2020

Después de contarte en este mismo blog todo lo que necesitas saber sobre la osmosis inversa, hoy queremos ampliar todavía más la información al respecto, sobre todo teniendo en cuenta nuestra experiencia de varias décadas creando soluciones de tratamiento de aguas tanto para particulares como para empresas.

Pero empecemos por el principio: ¿qué es exactamente la osmosis inversa?

Básicamente, la osmosis es un sistema de purificación del agua, considerado el más efectivo y natural del mercado, ya que está basado en un principio físico y no aporta elementos químicos al agua.

Mediante el uso de presión, el agua pasa a través de una membrana semipermeable capaz de equilibrar las concentraciones y separando así el agua de cualquier contaminante que esta pueda contener. 

¿De qué se compone un sistema de osmosis inversa?

Una de las dudas más comunes sobre los sistemas de osmosis inversa y su funcionamiento es sin duda las partes de las que se compone. Veámoslas.

  1.  Dos primeras etapas: encargadas de pre-tratar el agua, suelen estar compuestas por un filtro de sedimentos que elimina las partículas en suspensión  y un filtro de carbón activado que eliminan el mal sabor y olor.
  1.  Membrana: situada después de estas primeras etapas, la membrana suele estar hecha de poliamida y es capaz de eliminar los elementos disueltos en el agua.
  1. Depósito: en el depósito se acumula ultra pura. Hay dos tipos de depósito: el presurizado,  que está cerrado completamente y no puede limpiarse porque no se puede acceder a su interior, y el abierto, que puede limpiarse en cualquier momento. Este último lleva una lámpara ultravioleta en su interior para garantizar la desinfección total del agua antes del consumo.
  1. Filtro de carbón, encargado de mejorar el sabor del agua. En algunos casos este filtro además remineraliza el agua regulando el pH.
  1. Grifo, para permitirnos disfrutar del agua ya purificada tras el paso por el sistema de osmosis. Los hay muy sencillos, y también otros mucho más avanzados tecnológicamente,  que son capaces de analizar la calidad del agua cada vez que se abre el grifo.

¿Tiene la osmosis inversa algún inconveniente?

Conocemos de sobra las ventajas de un sistema de osmosis (mejor sabor y calidad del agua, libre de químicos, ahorro, mayor sostenibilidad, etc.) pero ¿cuáles son sus inconvenientes y cómo podemos solucionarlos? 

  • Algunos sistemas de osmosis desperdician el agua, por lo que, para asegurarnos de que esto no ocurra, debemos revisar que la solución contratada responsa a los máximos estándares de calidad. La solución de Grupo Corsa, Osmotic, es la que menor rechazo de agua tiene.
  • El mal mantenimiento de los sistemas de osmosis inversa pueden provocar problemas con el tiempo. Por ello, es importante optar por un servicio que incluya, por ejemplo, un servicio de atención al cliente y servicio técnico, tal y como ocurre con Grupo Corsa.

  • La calidad del agua no siempre es igual, ya que depende del tipo de filtro y postfiltro utilizados, lo que afecta, por ejemplo, a su sabor.

  • La seguridad no es la misma en todos los sistemas de osmosis. ¿Por qué? A diferencia de la solución de Corsa, no todos los sistemas te aseguran una correcta limpieza del depósito, ni una correcta desinfección del agua mediante una lámpara ultra violeta, ni te avisan de si la calidad del agua es la óptima, y tampoco añaden un filtro remineralizador regulador del pH correcto. 

Ya lo sabes: si tienes alguna duda más al respecto, no dudes en ponerte en contacto nosotros en este enlace y estaremos encantados de darte toda la información que precises sin ningún compromiso.